martes, 12 de enero de 2010

Yes,



Me dejé llevar por el embrujo y mientras le escuchaba cantar fui descendiendo
lenta y grácilmente por una espiral de acordes, colores claros y nubes.
Su voz masculina y puñeteramente relajante, me trasmitió tal tranquilidad
qué cuando finalizó la canción, me quedé dormida sin darme cuenta.



Cristina

4 comentarios:

  1. a mi tambien me pasa muy amenudo, creeme :)

    ResponderEliminar
  2. Yo estoy pensando en como fue despertarse.

    ResponderEliminar
  3. Yo pienso en qué soñaría después de haberse dormido de esa forma :)

    ResponderEliminar